PROFESOR VS. MAESTRO

Históricamente, no ha existido un lineamiento claro para referirnos a una persona al frente de una clase; algunos se han acostumbrado a llamarles maestros, mientras que otros se refieren a ellos como profesores y muy pocos los menos les llaman educadores.

Existe una línea de pensamiento que dice que los profesores son los que tienen un título profesional y enseñan específicamente sobre aquello que el título respalda, mientras que un maestro es aquel que enseña sus experiencias en la vida. Por otro lado, existen aquellos que dicen que un maestro es aquel que concluyó una Maestría.

Adicionalmente, se dice que los maestros enseñan en primaria y secundaria, ya en niveles superiores de preparatoria o bachillerato deberían de ser profesores.

Independientemente de estas discusiones técnicas, nuestro estudio concluyó que el 65% de los que se dedican a enseñar en aulas de clase prefieren ser llamados MAESTROS, versus un 35% que prefiere el título de PROFESORES; mientras que el 57% de los estudiantes prefiere referirse a quienes enseñan como MAESTROS y un 43% de ellos prefiere llamarlos PROFESORES. Aceptando y siguiendo esta preferencia, en este libro nos referiremos a toda persona que enseña en un aula de clase como: MAESTRO.

También aclaro que cuando me refiera al MAESTRO, estaré hablando de hombres y mujeres en esta profesión, el término en masculino no excluye a mujeres, en ocasiones lo haré así por simplicidad.

Enseñar y compartir conocimiento es una de las más nobles actividades que un ser humano puede desarrollar, no sólo es vital para la humanidad que los conocimientos se trasmitan a presentes y futuras generaciones sino que es vital para cada individuo que reciba el conocimiento para su desarrollo y el de su entorno. La educación marca de por vida a un ser humano.

En este proceso, en el que enseñar a hacer algo valioso con el conocimiento es mucho más importante que sólo trasmitir conocimiento o información, el maestro (a) o profesor (a) es la pieza más importante. De él o ella depende que el conocimiento no sólo sea recibido por el alumno, sino que se procese, se comprenda, se consolide en la memoria y detone ideas que permitan que la persona haga algo con ese conocimiento; para beneficio personal, de su grupo, de su ciudad o de su país…

Elaborado por: GM Lily de Haro

Descarga “El gran maestro” y danos like en facebook para enterarte de otros materiales educativos interesantes:

Descargar

 

Comments

comments