En los últimos años ha resultado de suma importancia, la resolución de problemas aritméticos, pues si se ve desde un ángulo encontramos que es un medio para introducir a los niños en la comprensión de las operaciones aritméticas básicas.

Los problemas verbales aditivos simples son aquellos que se utiliza el medio verbal para plantearlos y resolverlos ya que solamente requieren de una operación, siendo esta la adición o sustracción de la resolución de problemas.

Características tales como: los números, las palabras clave: como “mas”, “en total”, en el caso de adiciones, “quedaron”, “se perdieron”, “menos” en la sustracción, pueden ser posibilidades empleadas para la resolución correcta de los problemas de razonamiento.

Sin embargo, no todo resulta fácil a la hora de actuar, pues no solamente es plantear la operación aritmética y resolver exitosamente, sino comprender el problema, por ello la importancia de que el docente al proponer un problema no solo concentre su atención en la correcta resolución, sino que vaya más allá, hasta llegar al punto central que es la comprensión para resolver problemas adecuadamente.

Partiendo de lo anterior se pretende que el niño sea capaz de realizar mentalmente las operaciones que se piden y no necesariamente de manera escrita simple y cuando se considere la edad de los niños en el momento de elaborar los problemas razonados.

Aun cuando un niño no sabe siquiera leer y escribir, se ha observado en ellos la capacidad nata para la resolución de problemas de su vida cotidiana, problemas que requieren de importantes operaciones mentales que el niño sin conocimiento de causa es capaz de utilizar pues se valen de recursos y procedimientos espontáneos.

Para resolver problemas hay que considerar lo siguiente:

  • Hay que vincularlo con situaciones concretas y vivenciales
  • Ofrecen un contexto significativo para la comprensión de la adición y de la sustracción
  • No son una estrategia mecánica sin una oportunidad de reflexionar sobre las formas como se da y resuelve.
  • Hay que variar el grado de complejidad
  • Para la resolución de problemas aditivos simples es necesario procedimientos de conteo informales

Existen otros factores que condicionan la complejidad de los problemas como:

  • El contexto bajo el cual se desarrolla el problema, resultando de manera más fácil resolverlo cuando tiene elementos cotidianos y comunes a los niños.
  • El tamaño de los números empleados, pues se cree que los niños de primero y segundo deberían manejar cantidades pequeñas, y no cantidades grandes que se vuelven complejas para ellos.
  • El orden en que se presentan los datos del problema

Elaborado por: GM Lily de Haro

Comments

comments