El propósito principal de compartir mi historia es que otras personas no tengan que vivir lo que yo viví.

No es mi estilo enseñarle a la gente abiertamente ni indicarles cómo vivir sus vidas; tampoco me gusta aconsejarle a nadie los cambios que necesita hacer, aún si me preguntan. Prefiero dar ejemplo y crear un ambiente seguro para que otros se conecten con su propia verdad.

He pensado acerca de esto a menudo desde los eventos del invierno y primavera del 2006, cuando tuve una experiencia cercana a la muerte (ECM) y también me sané de un cáncer que había padecido por cuatro años. Durante mi ECM, pude ver y percibir ciertos aspectos de mi vida futura, y entendí que una de las razones por las cuales escogí regresar a una vida terrenal fue porque mi experiencia y mensaje les llegaría a otros.

En ese estado, de alguna forma supe que yo tendría que inspirar a miles y tal vez cientos de miles de personas. Pero no era claro como se suponía que hiciera eso –sólo supe que de alguna forma yo iba a ayudar a mucha gente. Específicamente sentí que no había necesidad de hacer nada para que esto pasara; solamente ser yo misma, gozar la vida y permitirme ser un instrumento para que algo más grande tuviera lugar…

Seguir Leyendo

Comments

comments