Por actitud moral no entiendo ni el conjunto de principios morales que pueden aprenderse en abstracto, ni el sentimiento moral que resulta de la compenetración de los principios con la propia conciencia. Yo doy al término “actitud moral” un sentido completamente práctico.

En la vida nos encontramos con frecuencia en conflicto entre algunos principios ideales y la realidad que nos espera en aquel ángulo social que ha venido a ser nuestro puesto definitivo en el mundo. Cuando se actúa como una partícula mínima de la sociedad, la virtud más importante es, ante todo, la de la adaptación, particularmente cuando se trata de asociarse a un trabajo colectivo ya establecido y reglamentado. Para muchos, el recibir esta parte que le esta reservada en la actividad social, significa renunciar a los ideales y aspiraciones que creía poder realizar, y que poco a poco se alejan y desaparecen, dejando la impresión de que se trataba de puras ilusiones. Cuando esto se consuma, quiere decir que estamos compenetrados con la realidad e identificados con ella…

Seguir Leyendo

Elaborado por: GM Lily de Haro

Comments

comments