Creación y creatividad.

La autenticidad es el medio para servir al hombre.

La confianza y la libertad condicionan todo desarrollo y toda expansividad psíquica.

La libertad y la comunicación son experimentadas por niños y niñas como necesidades fundamentales para la creación.

Apoyar el aprender por si mismos en función de sus motivaciones personales siendo el docente un agente de enlace.

El esfuerzo exige una especie de coraje y ese coraje es indispensable en el artista.

Crear es experimentar.

Para alimentar la creatividad es necesario contar con la ayuda de los elementos que se obtienen del mundo exterior.

El poder creador no es un don innato pero la creación puede ser considerada como el resultado de la relación entre la actividad consciente y un poder inconsciente.

 

El niño creador

La actividad creadora es una necesidad biológica, características y papel de la imitación, el arte y la intervención de la imaginación.

Para que niñas y niños manifiesten su creatividad es necesario poner a su disposición todos los elementos que favorezcan sus posibilidades de creación.

La actividad creadora es una actividad y necesidad biológica en la que la satisfacción necesaria dentro de su desarrollo y como parte del crecimiento.

El niño es por naturaleza creador. La actividad del adulto es de entrenamiento y la del niño es de desarrollo.

Si el niño es creador y si quiere inventar, todo debe ser puesto en marcha para favorecer sus posibilidades de creación.

El niño es naturalmente imitador, cuentan en su psique con la imaginación y la memoria. La creatividad debe necesariamente conducir a creaciones de formas de expresión en un lenguaje accesible a los demás revelador de las intenciones del creador.

 

La sociedad contra la creatividad

Los procesos de socialización propios de la familia y la escuela conllevan al establecimiento de relaciones afectivamente inmaduras, donde el discurso y la acción resultan contradictorias y donde el comportamiento creativo enfrenta bloques permanentes.

Si los padres han recibido alguna educación liberal y han conocido una infancia alegre, cuentan con beneficio. Hay fuertes oportunidades para que sus niños sean educados como seres autónomos.

Si han sido formados por métodos rígidos y apremiantes, las posibilidades pueden ser para que los niños sean educados en la sujeción, la desconfianza y la intolerancia.

 

Por una pedagogía funcional de la actividad creativa

Una pedagogía de grupo es de comunicación y de intercambios de individuos juntos en una acción organizada sobre objetivos comunes.

Las necesidades de los niños deben ser respetadas y satisfechas a lo largo de su infancia, la necesidad de comunicación se revela como la más importante ya que aquí encuentras todas las cualidades.

Es necesario que en clase los niños puedan hablar entre si e intercambien libremente ideas expresando lo que ellos piensan verdaderamente y no lo que creen que el maestro espera que ellos digan.

La adquisición del lenguaje

Es una actividad natural y primitiva está inscrita en los hechos del ¿Cómo aprende el niño a hablar?. Empujado por una motivación natural la necesidad de comunicar sostenida por la maduración de órganos funcionales y los cambios con su medio, el uso de los sentidos, expresión y comprensión. A nivel de sus necesidades personales.

Una pedagogía del entorno

La experiencia personal del niño no tiene más que elegir según sus gustos y necesidades. Se hace necesario que el entorno responda a sus necesidades o incluya lo que busca.

Elaborado por: GM Lily de Haro

Comments

comments